miércoles, 18 de abril de 2012

Porque la unión hace la fuerza.



                                                                                                                                                                                                                                                                                

                                  Porque la unión hace la fuerza




Si nos juntáramos todos a una.
Si pudiéramos sentirnos uno/a.
Si dejáramos nuestras diferencias a un lado y nos juntáramos como si nada hubiera pasado.
¿No sería todo más fácil?
¿No seriamos todos más felices?
Sin diferencias... sin problemas
Sin discusiones que te dan dolor de cabeza.
Sin volver a sentir remordimientos por haber hecho daño a una persona.
Sería todo tan fácil... y tan irreal.
Sería como vivir en un sueño, sin enfrentarse a los baches que te pone la vida.
Por una parte bueno, no habría más dolor en el mundo, pero por otra parte malo porque jamás aprenderíamos de los errores.
Pero... ¡¡Y QUÉ MÁS DA!! Seamos felices, ayudemos a los demás, vivamos la vida y sobretodo soñemos... porque los sueños están para iluminarnos el camino y si nos quedáramos sin ellos no tendríamos luz para que nos ilumine los tramos oscuros de los sueños.
Soñemos... con un vida sin preocupaciones en la que podamos ser libres, en la que todo sea tan maravilloso que sea irreal, en la que solo habrá luz y no oscuridad.


3 comentarios:

  1. Necesitamos sueños... y personas que compartan nuestros sueños...
    Gracias por las palabras que has dedicado a nuesstro viaje del polizón, cada día somos más los que viajamos con la sonrisa de un niño en el horizonte...

    ResponderEliminar
  2. Los sueños… lo tenemos todos, para alumbrar nuestro camino, y como usted dice, también necesitamos que haya personas que los compartan. Gracias por pasarse por mi blog, es todo un honor y aunque solo sea una principiante me gustaría ayudar todo lo que pueda.
    Yo fui una niña oncológica y aunque era muy pequeña y apenas me acuerdo, en mis recuerdos están la tristeza y el miedo. Y es por eso que quiero darles las gracias por este libro maravilloso, porque a veces nos ayuda el saber que hay quien se acuerda de nosotros.

    ResponderEliminar
  3. Son muchas las personas que necesitan ver que el resto sonríe... muchas...
    Me alegro de que ahora tú seas una de ellas, y que escribiendo llegues a conseguir hacer feliz a otro...
    Le tengo mucho cariño a Huesca, pues pasé los mejores años de mi infancia allí, estudié en el colegio Sancho Ramiro y todavía tengo amigos, ultimamente he estado en contacto con mi maestro, Don Agustín, que escribió el libro Las Norias de la memoria... Huesca siempre me acompaña...
    En El viaje del Polizón está Ramón Acín, escritor nacido en Huesca, y Ana Alcolea... así como algunos ilustradores de Aragón... es posible que nuestro barco navegue por las aguas del Ebro...

    ResponderEliminar

Deja tu mensaje soñadora/or

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...