jueves, 28 de febrero de 2013

Vendetta



Vendetta


Cielo estrellado, tu serás testigo de mi acto.
El bosque se cierne sobre mi.
Los pájaros callan al oírme pasar.
El habitual y nostálgico lamento del viento ha sido reemplazado por una danza de guerra.
¿Soy yo o es real?
¿Acaso es verdad que cuando toco ese puñal con la punta de los dedos siento fuego devorándolos?
No puedo creerlo.
No puede ser cierto.
Siento que me mareo.
Pero me recompongo al verte besarla a ella.
Estoy sedienta de sangre.
De tu sangre.
Mi corazón se embala, se ahoga en malos sentimientos que alimentan mi alma.
Mi alma poseída por un demonio vengativo.
Cuando te veo en el claro las sensaciones de venganza afloran en mi corazón.
Tu te acercas a mi, me intentas acariciar, yo me aparto.
Un lágrima rueda por mi mejilla, tu no sabes que decir, yo lo grito por ti.
Cierras los ojos, no hablas.
Me acerco a ti, te abrazo y te susurro "Vendetta"
El puñal atraviesa tu estómago.
La sangre mancha mi ropa.
El miedo devora mi sed de sangre.
Tiro el puñal, horrorizada.
He matado a mi amado, por un simple roce de labios.
Mi cuerpo tiembla como una hoja de papel.
Siento como una arcada sube por mi garganta.
Salgo de allí corriendo, sin mirar atrás, con los ojos llenos de lágrimas.
Nada volverá a ser igual.
Y la palabra "Vendetta" se me queda grabada a fuego en mi mente.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu mensaje soñadora/or

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...