sábado, 2 de enero de 2016

Creo que me estoy haciendo pedacitos. Destruyendo lentamente la persona que había formado a base de cinta aislante y esfuerzo. A aquella que arrastré por muchos caminos llenos de agujas que se clavaban en ella y le hacían querer rendirse. A aquella que se puso a gatear y luego se puso a andar, aunque las cadenas invisibles de sus tobillos le negaran esa posibilidad. Creo que me estoy haciendo pedacitos, después de tanta lucha, de tanto esfuerzo. De tantos golpes, de tantas heridas y de tanta arena corriendo entre mis manos. Me estoy haciendo pedacitos en el momento de correr. Gateé, andé, caí pero me mantengo erguida y ahora que toca correr, un pequeño golpe hace que se desmorone la fortaleza. El paso más decisivo lo ha roto la tijera del miedo, de los problemas pequeños, manejada por un monstruo desconocido. Y yo... Yo me he hecho pedacitos. Me he derretido, he caído de rodillas y he aceptado la derrota. La he abrazo casi con fuerza. He permitido que las cadenas sean realmente cadenas, sean realmente una limitación. Justo cuando iba a echar a correr, me he dado cuenta de que ya no me quedaban fuerzas para un último asalto.
He aceptado los zapatos que me daba la vida a cambio de que ella tuviera el control de mis pies. He dejado que me curaran las heridas, a cambio de encadenar mis manos. Y ahora, rendida, cautiva, destrozada y condenada por el miedo, recuerdo que iba a echar a correr antes de esto. 

2 comentarios:

  1. ¡Escribes estupendamente bien! Ojalá sigas con este blog mucho tiempo para que todos los que te leamos podamos seguir disfrutando de una persona con tanto talento para la literatura. Sólo una pregunta, ¿te lo has imaginado o es un pensamiento tuyo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Muchísimas gracias, de verdad. Pese a que con altibajos, intento meterme de vez en cuando e ir actualizando cuando escribo cosas nuevas. Aunque debo reconocer que no soy muy constante.
      Muchísimas gracias por tus palabras, hacen que me sonroje (aunque no puedas verlo) y creo firmemente que es una exageración ^^. Sobre si me he imaginado los sentimientos del relato o son reales, en este caso son reales. Pese a que tengo relatos donde los sentimientos, pensamientos y experiencias de los que tratan son puramente fictícios, la gran mayoría de mi pequeña producción literario se basa en gran medida o de forma total en mis propios sentimientos y experiencias, como es el caso.

      ¡Espero volver a leerte pronto y que disfrutes de las próximas actualizaciones!

      Eliminar

Deja tu mensaje soñadora/or

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...